Denuncian amenazas por grupos civiles armados

Nacionales 07 de febrero de 2022 Por Maria Emilia
Agresiones y amenazas por hombres armados sobre manifestantes que reclaman la soberanía del Lago Escondido en tierras de Joe Lewis. Presentarán un hábeas corpus ante la justicia de la provincia para que “garantice la integridad física y les permitan acceder al lago público tal como establece la legislación provincial y la Constitución Nacional.
lago-escondido1200jpg
Lago Escondido. Patrimonio nacional.

La Secretaría de Derechos Humanos denunció agresiones y amenazas a un grupo de manifestantes que reclaman la soberanía del Lago Escondido en tierras de Joe Lewis. Afirmaron que más de 40 personas de civil, guardias del magnate “llegaron al lugar con armas de fuego para amenazarlos para que no continúen la travesía". La Secretaría agregó que solicitaron a las autoridades de Río Negro que “garanticen la seguridad y libre circulación de todos ellos”.

Organismos de Derechos Humanos repudiaron la acción agresiva de un grupo armado bajo órdenes de Joe Lewis que detuvo violentamente a la comitiva en Alta Montaña para llegar a Lago Escondido. Reclamaron a las autoridades judiciales y del gobierno de Río Negro que se les permita su libre circulación. Además, recordaron que ”Lago Escondido es argentino, público y no privado”, y que así lo dice un fallo judicial obtenido por el INAI que no se está cumpliendo.

El presidente de la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua (FIPCA), Julio Urien, expresó su “preocupación por la seguridad de los compañeros y compañeras que se encuentran en la montaña y que no pueden ser asistidos.” Adelantó que presentarán un hábeas corpus ante la justicia de la provincia para que “garantice la integridad física y les permitan acceder al lago público tal como establece la legislación provincial y la Constitución Nacional”. Entre los manifestantes se encuentra el médico sanitarista Jorge Rachid.

El abogado de FIPCA, Sergio Cuestas, integrante de la columna que marcha por la montaña, relató que fueron interceptados por personal armado de la empresa de Joe Lewis dirigidos por el propio representante Nicolas Van Ditman y que los intimaron a que no continuaran en dirección al lago Escondido y se retiraran. Los integrantes de la marcha decidieron acampar en la cabecera Sur del lago Soberanía donde pasaron la noche. Dos policías provinciales que acompañaban a los integrantes de la columna recibieron órdenes de bajar de la montaña.  

Te puede interesar