Estrés por calor en bovinos para carne.

En los veranos de la región pampeana son crecientes las olas de calor, lo que genera estrés en los animales de producción. Éstos intentan adaptarse a las condiciones ambientales y de manejo, buscando alcanzar el estado de bienestar. Si las condiciones no son adecuadas, comienzan a sufrir estrés, reduciendo la energía destinada a la producción. Si el problema continúa y fallan los mecanismos de adaptación, puede derivar en la muerte.

Industria, Ciencia y Tecnología 08/12/2023 Pedro Miguel Massola Pedro Miguel Massola
Captura de pantalla 2023-12-08 110321

El estrés por calor ocurre cuando la suma del calor interno producido por el metabolismo más el calor que el animal recibe del ambiente supera la capacidad del mismo para disipar el calor del cuerpo y mantener su temperatura corporal normal. Así, crece la tasa respiratoria y el consumo de agua y se reduce el consumo de alimento y el tiempo dedicado a rumia y descanso. Para predecir el riesgo de estrés por calor, se usa un indicador denominado Carga Calórica Acumulada (AHL, por sus siglas en inglés), elaborado en base a la temperatura y humedad ambiental, la radiación solar y la velocidad del viento. En bovinos para carne, un AHL entre 10 y 20 se considera nivel moderado, entre 21 y 50 se considera elevada, y a partir de 51, muy elevada. El pronóstico de AHL se puede conocer accediendo a https://chat.whatsapp.com/CwTmOeRaS0GIFW6YNxix5t.

Se visualiza de la siguiente forma:

 Captura de pantalla 2023-12-08 110234

 Susceptibilidad

Los animales de razas europeas, de piel oscura y de temperamento nervioso son más susceptibles a sufrir estrés por calor, en comparación con las índicas.

En el mismo sentido, los animales cercanos a la terminación son más susceptibles, por su mayor peso y grado de gordura, y por una menor capacidad pulmonar en relación a su peso corporal.

 En engorde a corral, el estrés suele ser mayor que en pastoreo porque:

Las dietas ricas en energía, usualmente suministradas en el engorde a corral, pueden provocar obesidad, aumentando la severidad del estrés por disminución de la capacidad de vasodilatación y transpiración.

La temperatura del piso de tierra de los corrales es muy superior a la de un suelo cubierto por pastura, pudiendo superar los 50 °C. Esto, por un lado, desalienta a los animales a echarse sobre el piso, reduciendo así las horas de descanso y aumentando el cansancio, el estrés y la producción de calor. Por otro lado, aumenta la transferencia de calor desde el suelo hacia el cuerpo cuando los animales se ven obligados a echarse sobre el mismo.

 Recomendaciones de rutina

Suministro de sombra para atenuar la radiación solar, que permita una remoción rápida y permanente del aire y brinde suficiente sombra en las horas críticas. Cuando la provisión de sombra sea artificial, debe contemplarse una altura de entre 3 y 4 m y de espacio suficiente (de 2 a 4 m² por animal) para evitar el hacinamiento.

Evitar/eliminar las cortinas de viento cercanas al feedlot o a las parcelas de pastoreo, tales como sectores con enmalezamiento que reduzcan la circulación de aire.

Acceso permanente a agua limpia y fresca. Reducir la distancia entre los animales y los bebederos (ej. colocación de bebederos en las parcelas) ayuda a disminuir los movimientos y las concentraciones de animales alrededor de los mismos.

Se estima un consumo de agua en pico de calor de 8 L por kilo de materia seca consumida (unos 80 L para un consumo promedio de 10 kg en un novillo en terminación). Considerando una tasa de consumo de agua, en un pico de calor, de unos 6 L/min y que los animales no deberían destinar más de 4 h por día a beber, la bebida deberá estar dimensionada para que al menos el 5% de la tropa acceda en forma simultánea a la bebida, habilitando 50 cm de bebedero de rápida recuperación por animal. Entonces, para una tropa de 100 animales, la bebida debería tener un acceso lineal de 2,5 m y garantizar un abastecimiento no menor a 30 L/min. Si fuera limitante alguna de estas dos variables, se debe considerar de antemano la división de la tropa.

 Es importante conocer la calidad fisicoquímica del agua disponible durante todo el año, pero particularmente en verano, dado que, en dicha estación, la calidad suele empeorar debido a la concentración de solutos, por aumentos en los volúmenes de extracción y por la mayor evaporación en el tanque. Conocer la calidad de agua de bebida permite decidir alguna estrategia de consumo como:

Destinar la mejor calidad a las categorías más susceptibles o exigentes (terneros y categorías en engordes).

Mezclar con otra agua de mejor calidad para su dilución. La búsqueda de agua de mejor calidad, mediante un estudio hidrogeológico es una solución definitiva.

Tapar el tanque con manta (media sombra) es una buena recomendación para evitar la concentración por evaporación.

 Captura de pantalla 2023-12-08 110256

 Tener un plan de contingencia para proveer agua a los animales, en caso de que ocurran desperfectos, imprevistos o emergencias (ej.: tanque de arrastre, bebederos móviles, mangueras para mojado de animales, etc.)

Movimientos y trabajo con animales:

No hacerlo luego de las 10 a.m. en días potencialmente peligrosos ni durante el atardecer de esos días. Los animales necesitan las horas más frescas para recuperarse.

El tiempo de espera en los corrales no debe superar los 30 minutos.

No realizar desbastes que restrinjan el acceso al agua de bebida.

Controlar mosquita de los cuernos y otras, para reducir la congregación de animales y evitar sumar más estrés, ya que, ante la presencia de moscas, los animales buscan entrar en contacto unos con otros para espantarlas de su cuerpo:

Remover bosta de los corrales y mantener los alrededores de los mismos libres de malezas para reducir la proliferación de estos insectos.

 Corral:

Entregar la totalidad o al menos el 65-70% de la ración al atardecer; así, el calor de digestión se producirá durante las horas frescas de la noche.

A los fines de evitar acumulación y deterioro de alimento en los comederos y contribuir a una menor producción de calor corporal se sugiere realizar un manejo conservador de la oferta de alimento. Esto puede lograrse reduciendo la frecuencia de los incrementos de oferta o manteniendo la frecuencia pero reduciendo la magnitud del incremento. Ejemplo: incrementar 500 g de alimento tal cual por animal y por día luego de la ocurrencia de 4 días consecutivos de comedero lamido (opción 1) o incrementar 250 g, luego de 2 días de comedero lamido (opción 2).

 Existen aditivos dietarios que, por sus propiedades anti- inflamatorias, pueden incrementar la tolerancia al estrés térmico. Consultar con un nutricionista.

 Pastoreo:

Realizar los   cambios   de   franja   y/o   la   suplementación preferentemente al atardecer.

En el caso de recurrir a la suplementación con reservas forrajeras, garantizar que las mismas tengan al menos un 65% de digestibilidad.

La ingestión de ergoalcaloides generada por el consumo de festuca infectadas con hongos endófitos (festuca tóxica) y/o de festuca o pasto ovillo con presencia de esclerotos de Claviceps purpúrea, resulta en un incremento de la producción de calor corporal que puede agravar el cuadro de estrés térmico en verano.

El hongo endófito de la festuca no puede ser observado a simple vista, pero se puede hacer una determinación en laboratorio. Cuando el 50% o más de las plantas se encuentran contaminadas constituye un riesgo, aunque hay que considerar el grado de consociación. Se puede evitar sembrando semilla fiscalizada “libre de festucosis” o evitando el consumo en verano de las pasturas con diagnóstico positivo.

El Claviceps Purpurea es un hongo cuyos esclerotos se pueden ver en las espigas Debido a que el desarrollo de su ciclo de vida depende mucho de las condiciones climáticas, hay una altísima variabilidad interanual de los niveles de infección. Es difícil predecir la peligrosidad de una pastura excepto que la infestación sea muy alta y evidente. Tampoco hay medidas o estrategias recomendadas como seguras, más que evitar su consumo. Lo más importante es revisar antes del inicio y durante la temporada de temperaturas criticas la presencia de infestaciones altas, la aparición de síntomas de estrés calórico y proveer a los animales todas las estrategias para contrarrestar los efectos de las elevadas temperaturas.

Captura de pantalla 2023-12-08 110349

Medidas preventivas ante un pronóstico de AHL de riesgo, el cual se evidencia con color anaranjado en la escala cromática y se corresponde con un valor superior a 32

 Prever lotes con sombra.

Entre 5 y 7 días antes (o lo antes que lo permita el pronóstico) de la ocurrencia de un AHL de riesgo, comenzar a aplicar estrategias para reducir la producción de calor corporal. Entre ellas:

Reducir la oferta de ración en corrales en un 10% con respecto a la oferta del día anterior, al cual se recibió el pronóstico.

Mantener la mecánica de lectura de comedero descripta anteriormente.

Ante un nuevo pronóstico desfavorable, reducir la oferta pero nunca por debajo de la cantidad ofrecida en la reducción anterior.

En la dieta, considerar un 25% de inclusión de forraje de buena calidad (por lo menos, 65% de digestibilidad) para no reducir la performance de los animales. Un mayor consumo de fibra larga será conveniente para reducir el riesgo de acidosis (que agrava el cuadro de estrés), ya que los consumos tipo serrucho incrementan su frecuencia en verano, asociados a la alternancia de días más y menos calurosos.

En corrales considerar la colocación de cama para habilitar el descanso sobre una superficie de menor temperatura respecto del piso desnudo (ej.: rollos de rastrojo de maíz, desarmados y ubicados en diferentes sectores del corral para evitar amontonamientos de animales). Estimar una necesidad de 2 kg de cama por animal por día, entregando 10 kg por animal, cada 5 días.

 Recomendaciones para transitar días críticos de calor

Hacer más recorridas que las habituales, sobre todo en horas de extremo calor, para controlar la presencia de animales con síntomas de estrés, dificultades para acceder a la bebida o problemas en el suministro de agua.

Jadeo con boca abierta y babeo indica que se están superando las 120 respiraciones por minuto y se está en zona de peligro de vida. Los animales en ese estado deben ser provistos de sombra y mojados con agua fría.

No permitir el acceso libre al agua de animales extremadamente sedientos o estresados por calor. Puede ocurrir intoxicación por agua con desenlaces fatales. Una vez normalizada su temperatura corporal y tasa respiratoria, se les puede dar acceso a agua de bebida.

Autor: Grupo de Producción Animal - EEA INTA Gral. Villegas

Consultas: [email protected]

Te puede interesar
Lo más visto
448807708_1013063113515906_7693289687881099775_n

¡Bicicletas para los chicos del Programa Envión en Pehuajó!

Pedro Miguel Massola
Locales 19/06/2024

Pehuajó, 19 de junio de 2024 - El intendente de Pehuajó, Pablo Zurro, entregó hoy bicicletas a los chicos del Programa Envión en el marco del Programa Provincial "Decisión Niñez". Los jóvenes fueron seleccionados por su proyecto "Bicicleteando Ando", que busca promover la actividad física, el cuidado del medio ambiente y la integración social.